El otoño en la Casona

El otoño es una época de recogimiento. Los árboles pierden sus hojas y el monte se tiñe de bonitos y variopintos tonos ocres y marrones.

Las encinas permanecen verdes mientras los robles quedan desnudos, lentamente y en silencio. Y esto es lo que se respira en nuestro monte, paz y sosiego.

Los tiempos se hacen más largos, todo se ralentiza y la mirada se dirige hacia nuestro interior, buscando inconscientemente reflexión y tranquilidad.

El otoño es pues una temporada perfecta para disfrutar la naturaleza en un ambiente relajado y sereno… y esto es lo que ofrecemos en la Casona del Monte. La energía que desprenden tanto el monte como la casa hace de la Casona el sitio ideal para hacer retiros de cualquier actividad, tanto yoga como meditación o mindfulness, por solo citar algunos.

¡Parece mentira que un espacio tan calmado esté tan solo a un paso de una ciudad tan ajetreada como Madrid!